Los Pleneros de la Cresta y los nuevos sonidos de la plena

La Plena tiene entre sus secretos la sencillez de sus patrones rítmicos que inmediatamente cautivan a la audiencia, que invitan a su ejecución de forma aficionada y que casi no tienes barreras para su disfrute. Sin embargo, también encierra una polirritmia que envuelve una complejidad difícil de entender y un virtuosismo que impresiona, precisamente saliendo de un tambor de mano, que excepto por las prácticas de antaño, se ejecuta principalmente con una mano.

Cuando surgieron Los Pleneros de la Cresta en el año 2015 fue una reivindicación importante para el género. Un grupo de jóvenes regresaba la Plena a su formato acústico, con el tempo tradicional, letras comprometidas con la realidad política y social del País y un concepto que luego trascendería la música para involucrarse con la gestión cultural y comunitaria.

Los gemelos Joseph y Joshuan Ocasio Rivera nacieron en 1992 en Ciales, Puerto Rico. Ambos tienen una profunda conexión con su pueblo y las tradiciones que se mantienen vigentes como la música, la agricultura y la pesca. Probablemente su influencia mayor ha sido su abuelo Frau, de quienes aprendieron la tradición del güiro y la música que se tocaba en las parrandas y las épocas festivas. Crecieron en el deporte y la música, entre el beisbol y las rondallas. Así, fueron pasando del güiro, al cuatro, a la guitarra y al pandero.

Un poco más adelante se integran al Ballet Folclórico Guamanique, que les permite exponerse a otros elementos de la música como el baile, pero también a explorar el mundo de la plena y la bomba como parte del folclor afropuertorriqueño. “Nosotros empezamos como bailadores de la música folklórica, bailando campo, bomba y plena. Ahí tuvimos la primera oportunidad de representar a Puerto Rico internacionalmente, estuvimos visitando a Colombia con 15 años, como bailadores y bailadoras. Y allá en ese concurs, nosotros bailamos, conocimos a todos estos músicos: Anibal Lozada, Emmanuel Martínez, Moncho, percusionista de Andrés Jiménez, Eduardo Maldonado, Irvin Santiago…”, menciona Joseph.

Pero también esta experiencia ayudó a entender la importancia de valorar el trabajo cultural. “Hubo siempre personas también que la vida nos cruzó, que fueron esenciales en nuestra perspectiva de la música cultural. Fueron personas que siempre dentro del amor y el respeto que nosotros tuvimos en la cultura, siempre nos dirigieron a tener en cuenta que a esto también hay que brindarle respeto… cómo crear precedentes y cómo cuidar eso para que esa conexión de nuestros ancestros, tanto de los artesanos como los músicos que los ejecutamos… tenerlo en cuenta a la hora de nosotros también llevar el mensaje”.

Del baile pasaron a los tambores. Y esa experiencia también los llevó a participar de presentaciones musicales en el aeropuerto, jornadas de al menos 4 horas que les permitieron seguir fortaleciendo su técnica de ejecución, despertando mayor curiosidad por la Plena. De ahí vino la conexión con el antropólogo Ramón López, que más allá del aprendizaje musical sirvió para conocer otros aspectos de la plena, desde su historia hasta su dimensión filosófica.

Al poco tiempo los hermanos Ocasio entraron a la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras, solo para enterarse que nuevas políticas administrativas iban a encarecer el costo de la educación pública y a eliminar beneficios para los hijos de los empleados, como era el caso de Joshuan y Joseph, ya que su padre trabajaba en el Jardín Botánico que forma parte de la Universidad. “Y este sentido de pertenencia que desde los maestros nos están inculcando a través del arte, en defender lo que es nuestro… Pues claro, lo primero que hicimos fue hospedarnos e irnos para los portones. Y llevarnos los panderos”.

Esa experiencia provocó nuevos juntes entre jóvenes pleneros que se fueron formalizando hasta el surgimiento de Los Pleneros de la Cresta, un nuevo formato que incluía a los gemelos junto a su hermano menor Jay, Edwin Avilés y Emil Martínez, quien ya para aquel tiempo comenzaba a difundir su composicón Los de la Isla, que casualmente hacía mención del pueblo de Ciales. Luego de mucho tiempo de ensayo en el barrio Frontón de Ciales, y gracias al apoyo de la organización Enlace Boricua, Los Pleneros de la Cresta tienen la oportunidad de entrar al estudio de grabación.

Sobre el sonido particular de la agrupación, Joshuan plantea que “un aspecto clave también que nos ayudó mucho en nuestra inspiración fue también conocer la letra de lo que estábamos tocando. Por ejemplo, en un momento dado Emil Martínez tenía una idea, la trajo, la trae a colación y ahí entonces pensamos en cómo, mientras él canta, que nosotros podemos hacer los panderos, que no sea quizás el toque tradicional de la plena. Vamos a llamarlo quizás a descomponer un poco lo que es el patrón de la plena… Y de ahí entonces surge quizás ese acercamiento a la creatividad de porqué entonces la Cresta suena como suena ese tipo de cosas, muchas mentes, la colaboración entre todos y quizás personalizar lo que es el sonido del tambor, porque ya ellos transmiten algo y quizá nosotros ser parte de lo que ellos quieren transmitir… porque el tambor habla”.

Pero también Los Pleneros de la Cresta han sido una apuesta a la sostenibilidad económica a través de la música, tanto para los hermanos Ocasio como para José Román que actualmente integra el grupo. Y, sobre todo, hacerlo desde una autonomía y libertad creativa que incluye sus ideales políticos y su capacidad de denunciar y defender la identidad nacional desde la Plena.

En definitiva, el pandero ha marcado muchas memorias en la vida de estos gemelos. Todavía recuerdan claramente que la primera vez que tuvieron un pandero en sus manos fue en una manifestación por la salida de la Marina de Vieques, uno de esos sets construidos en PVC que están disponibles en las megatiendas. A partir de ahí recuerdan cuando sus padres le regalaron el primer set profesional del artesano de Isabela Charlie Vega y como a lo largo del tiempo han tenido trabajos de Dennis García “Kykynto”, Jorge Martínez y del padre del artesano de Orocovis Emmanuel Martínez.

Actualmente los hermanos Ocasio también contribuyen al desarrollo comunitario a través de la organización sin fines de lucro Acción Valerosa y se prepararan para el lanzamiento de su marca de instrumentos Panderos de la Cresta, que busca proveer un primer instrumento para aquellos interesados en adentrarse en el mundo de la plena y que posteriormente apoyen a los artesanos locales en la medida en que se vayan profesionalizando. “Nosotros vamos a impactar a las familias puertorriqueñas que se sientan orgullosos de ser puertorriqueños y puertorriqueñas aquí o en cualquier parte del mundo.”

Por Javier J. Hernández Acosta

Navegación + Artesanos

Ver más memorias

Gloria Ramos: El orgullo de ser la hija de Ismael y Evarista

Papo del Valle: El custodio de la tradición

Nellie Lebrón y Emanuel Dufrasne: Investigar para preservar e innovar

Agradecimiento

Este proyecto ha sido subvencionado por la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades y el National Endowment for the Humanities

                 Apoya al proyecto de Nuestros Tambores para que siga realizando actividades e investigación relacionadas a la artesanía de percusión en Puerto Rico.